martes, 7 de julio de 2015

Liquamen de Garum




La salsa extraviada en la historia, olvidada casi por completo en la edad media.

La refinada Pompeya era una de las localidades donde el "Garum", era protagonista de lo exquisito  para los pudientes moradores de esa localidad romana, sepultada por el vesubio.

Era una elaborada salsa que contenía visceras, sangre de pescado y pequeños pecesillos como boquerones, básicamente. Todo se salaba producuiendo una salmuera donde se depositaba la mezcla. Posteriormente se vaciaba en tinas fabricadas con piedras y algún estuco para sellarlas. Ya en las tinas, se exponía al sol por casi los dos meses más soleados del Verano.
 Se le agregaba de acuerdo a las costumbres de cada región: Vino, vinagre, aceite, pimienta y/o algunas hierbas aromáticas.




La salsa hace predominar el sabor "Umami" (liga recomendada) denominado el quinto sabor, producido en ésta salsa por una potencialización del glutamato, el cual, nuestra lengûa percibe justo en el centro de la misma.

La esencia del Garum, es el denominado "Liquamen". El Liquamen se obtiene al flitrar esa mezcla que al colarse, deja una salsa líquida.

En aquellos tiempos el Garum era toda una industria y el "liquamen" un subproducto refinado y bastante demandado. La industria del Garum por razones un tanto borrosas despareció casi por completo alrededor del siglo XVI, solamente encontrando señas de su utilización en la región de Bitnia, hoy Turquía, hasta 1917.

Atribuida a los griegos, quienes la hacían con un pez de nombre Garo, "Caballa" . Posteriormente la salsa fue adoptada por los romanos y de ahí, se convidó a varias zonas del mediterraneo, obviamente España. 


Su quieres profundizar en el tema, les recomendamos ir a esta liga:
 http://www.historiacocina.com/historia/articulos/garum.htm

miércoles, 17 de junio de 2015

¿De donde proviene la expresión "cool"?

Miles Davis y Lester  Young


Cool hoy en día es un cumplido supremo. ¿Qué es ser cool? , ¿Ser alguién con carisma, originalidad, misterio, con gusto por si mismo y su manera de expresarlo? o ¿Cool serán los individuos de cada generación, que con clase han innovado y establecido su estilo como tendencia, pero de una manera relajada, jamás con ansiedad, con una mente bien balanceada? Realmente no existe una definición exacta, son expresiones idiomáticas que brotan y evolucionan en la dinámica del lenguaje.  Lo que es realmente importante reconocer,  es que "cool" es una expresión Norteamericana que ha obsesionado al mundo entero, pero tiene un ingrediente que lo hace trascendental: Ser  de origen Afro Americano, del sofisticado y sedoso mundo del jazz.  "Cool" proviene de ese ambiente, expresión artística netamente afroamericana,  y que surgió al confrontar la música europea.

Dizzie Gillespie y Charlie Harper, fueron de las figuras más importantes en la tendencia a nuevos géneros del jazz, ambos,  desde que se conocieron no pudieron dejar de tocar. Dizzie deciá sobre ese encuentro: "teníamos ideas gemelas y era difícil distinguir lo que provenía de mí de lo que venía de él". De ese encuentro nacía el bebop. Sin embargo el Bebop,  comenzó a estancarse. Miles Davis, una de sus estrellas, empezó a experimentar sonidos nuevos y una expresión diferente, relajada, sedosa pero no ingenua, alejada del furioso e improvisado mundo del bebop,  Ya distanciado del bebop, grabó con un grupo de nueve instrumentos. Ocho de esas piezas se editaron en un disco de 78 revoluciones y ya en los 50`s se recopilaron en un disco con un nombre significativo "Birth of cool" . Miles Davis desnudó al jazz de sus raíces en el blues y lo empujó hacia un sonido que tenía mucho más en común con la música clásica europea. Irónicamente el jazz nació de la confrontación con la música europea y en este movimiento se reconciliaron. Los críticos dieron a esta música el nombre de cool, tomado de la expresión to be cool, es decir, calmado, imperturbable, ecuánime, que provenía del argot de los propios músicos. 

Sin embargo quién influenció al mundo con ese nuevo "argot", fue Lester Young.

A principios de los 40's el legendario saxofonista Lester Young introdujo ese concepto afroamericano de interpretación a la música vernácula norteamericana y ese manera "cool",  se convirtió en el pasaporte para la vida bohemia. Una actitud con cierto estoicismo en su estilo.



Esa manera "cool" de interpretación, traspasó las lineas del prejuicio y racismo, pero como siempre,  la música fue el medio de despertar al mundo con algo genial. Esa manera cool  ha sido plasmada en artistas de jazz como: Miles Davis, Bille Holiday y Dizzie Gillespie y traspasado las endebles lineas del color con músicos, como Stan Getz, Chet Baker y Gerry Mulligan.... Esa influencia contagió a expresiones artísticas contemporáneas en boga, como el cine y actores,  como Louise Brooks, Robert Mitchum, Steve Macqueen y Humphrey Bogart se les ha otorgó la connotación "cool". El rock and roll embonó a la medida para que astros como: Elvis Preseley, Patti Smith, Jimi Hendrix, Mick Jagger,   Keith Richards, Bono, cuya manera de interpretar, heredarían la designación como interpretes "cool".

viernes, 26 de septiembre de 2014

Punks tomando té





El primer Punk en el ojo.

 1981



 Comenzaba a ebullecer el punk en Inglaterra, el movimiento, de urbana protesta, anti estétic...



Continúa..¿ Y ?: Punks tomando té:

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Maridando sardinas a las brasas.



Las sardinas son tan al mar, que pocos peces pueden reflejar el sabor vivo de sus aguas como el pequeño pececillo plateado. Son alimento predilecto de una gran cantidad de depredadores marinos, cuyo sentidos del olfato les guía por la delicia.  Además de ser un pez básico en la cadena alimenticia, entre organismos pequeños (plancton) y depredadores más grandes, como: Atún, peces de pico, Dorado, Carite, Sierra, Pez Vela y los delfines, que en su caso, no tienen sentido del olfato y seguramente la intuición nutricional les orienta a su predilección.

Sin recurrir a esto, nos guiamos por su sabor y es el cielo, asadas a las brasas, son el paraíso.

Desde que es puesta sobre un pincho o una parrilla sobre las brasas, y el aroma de éstas se fusiona con los aceites que derraman poco a poco de la sardina, el paraíso de aromas comienza justo ahí, cuando la grasa toca la brasa viva y ambos se fusionan en una espiral de exquisitos olores a mar y rescoldo. Después, al probarles, evidencias la extravagancia de su sabor. Pocos platillos reflejan ese sabor tan refinado del mar, como la sardina.

Pero su experiencia en paladar es un tanto intensa y salada por la naturaleza del mar, por lo que un vino ideal para lavar la boca es imprescindible. La selección ha sido atinada. Le hemos maridado con un vino boutique, de un viñedo pequeño pero de gran cuidado, una de sus virtudes, sus caldos son diseñados por uno de los mejores enólogos del mundo: Raúl Pérez Pereira. El vino blanco de uva Albarin, que produce para la casa Pricum de bodegas Margón, viñedo localizado en pajares de los Oteros, León España, es magnífico. Un vino de notas amarillas con toques verdosos, sedoso, pero fresco e intenso, que nos lleva a la boca: manzana, aromas tropicales, frutos cítricos y lo más determinante para este maridaje, donde las brasas son parte importante del sabor, es un toque de madera, gracias a la fermentación en fudres de la misma y más tarde, su crianza en barricas de roble francés.

Sardina y vino, se regalan mutuamente para obsequiarnos en boca y alma, una experiencia inolvidable.



jueves, 11 de septiembre de 2014

Lady Godiva. (Gift of god)




Lady Godiva inmortalizada en este lienzo por John Collier, pintor Inglés prerrafaelita. La pintura da vida a un suceso excéntrico, según los relatos, marcó historia a una de las mujeres más bellas que ha existido en la tierra, incluso su nombre, es acento a su belleza: Godgifu o Godiva, nombre anglosajón (gift of god)  regalo de dios y según anécdotas, lo era para quien la mirará.

Lady Godiva era esposa del conde de Chester:  Señor de Coventry, municipio metropolitano del centro de Gran Bretaña y en tiempos de la gestión de su esposo, ella fue intensa promotora del bienestar de su pueblo y por tal, ante los tributos excesivos exigidos por su esposo a los habitantes, la bellísima Godiva exigió a su marido rebajar los abusivos impuestos. El conde con mordacidad estrambótica, condicionó acceder a su petición, a cambio de  cabalgar desnuda sin otra prenda que sus cabellos, no sin antes, exigir a su pueblo no salir de sus casas,  matenerse con las ventanas cerradas mientras la belleza desnuda de su mujer se expusiera ante sus vasallos; pero uno de ellos, un sastre del lugar, llamado Tom, rehusó omitir sus vistas al no resistir mirar tal belleza desnuda. El transgresor   visual, curioseó tras una de las rejillas de las persianas; El sastre mirón, contempló el PROHIBIDO espectáculo de la hermosa fémina esposa del conde cabalgando. De ahí el " mirón " o  pepping Tom, (Tom el mirón ).

miércoles, 27 de agosto de 2014

A 100 años del natalicio de Julio Cortázar: La noche boca arriba.









100 años del natalicio de Cortázar. 


Su cuento, la noche boca arriba, es muy buen ejemplo de la pluma del talentoso Julio Cortázar.


Ahí va...

A mitad del largo zaguán del hotel pensó que debía ser tarde y se apuró a salir a la calle y sacar la motocicleta del rincón donde el portero de al lado le permitía guardarla. En la joyería de la esquina vio que eran las nueve menos diez; llegaría con tiempo sobrado adonde iba. El sol se filtraba entre los altos edificios del centro, y él -porque para sí mismo, para ir pensando, no tenía nombre- montó en la máquina saboreando el paseo. La moto ronroneaba entre sus piernas, y un viento fresco le chicoteaba los pantalones.Dejó pasar los ministerios (el rosa, el blanco) y la serie de comercios con brillantes vitrinas de la calle Central. Ahora entraba en la parte más agradable del trayecto, el verdadero paseo: una calle larga, bordeada de árboles, con poco tráfico y amplias villas que dejaban venir los jardines hasta las aceras, apenas demarcadas por setos bajos. Quizá algo distraído, pero corriendo por la derecha como correspondía, se dejó llevar por la tersura, por la leve crispación de ese día apenas empezado. Tal vez su involuntario relajamiento le impidió prevenir el accidente. Cuando vio que la mujer parada en la esquina se lanzaba a la calzada a pesar de las luces verdes, ya era tarde para las soluciones fáciles. Frenó con el pie y con la mano, desviándose a la izquierda; oyó el grito de la mujer, y junto con el choque perdió la visión. Fue como dormirse de golpe.Volvió bruscamente del desmayo. Cuatro o cinco hombres jóvenes lo estaban sacando de debajo de la moto. Sentía gusto a sal y sangre, le dolía una rodilla y cuando lo alzaron gritó, porque no podía soportar la presión en el brazo derecho. Voces que no parecían pertenecer a las caras suspendidas sobre él, lo alentaban con bromas y seguridades. Su único alivio fue oír la confirmación de que había estado en su derecho al cruzar la esquina. Preguntó por la mujer, tratando de dominar la náusea que le ganaba la garganta. Mientras lo llevaban boca arriba hasta una farmacia próxima, supo que la causante del accidente no tenía más que rasguños en la piernas. "Usté la agarró apenas, pero el golpe le hizo saltar la máquina de costado..."; Opiniones, recuerdos, despacio, éntrenlo de espaldas, así va bien, y alguien con guardapolvo dándole de beber un trago que lo alivió en la penumbra de una pequeña farmacia de barrio.La ambulancia policial llegó a los cinco minutos, y lo subieron a una camilla blanda donde pudo tenderse a gusto. Con toda lucidez, pero sabiendo que estaba bajo los efectos de un shock terrible, dio sus señas al policía que lo acompañaba. El brazo casi no le dolía; de una cortadura en la ceja goteaba sangre por toda la cara. Una o dos veces se lamió los labios para beberla. Se sentía bien, era un accidente, mala suerte; unas semanas quieto y nada más. El vigilante le dijo que la motocicleta no parecía muy estropeada. "Natural", dijo él. "Como que me la ligué encima..." Los dos rieron y el vigilante le dio la mano al llegar al hospital y le deseó buena suerte. Ya la náusea volvía poco a poco; mientras lo llevaban en una camilla de ruedas hasta un pabellón del fondo, pasando bajo árboles llenos de pájaros, cerró los ojos y deseó estar dormido o cloroformado. Pero lo tuvieron largo rato en una pieza con olor a hospital, llenando una ficha, quitándole la ropa y vistiéndolo con una camisa grisácea y dura. Le movían cuidadosamente el brazo, sin que le doliera. Las enfermeras bromeaban todo el tiempo, y si no hubiera sido por las contracciones del estómago se habría sentido muy bien, casi contento.Lo llevaron a la sala de radio, y veinte minutos después, con la placa todavía húmeda puesta sobre el pecho como una lápida negra, pasó a la sala de operaciones. Alguien de blanco, alto y delgado, se le acercó y se puso a mirar la radiografía. Manos de mujer le acomodaban la cabeza, sintió que lo pasaban de una camilla a otra. El hombre de blanco se le acercó otra vez, sonriendo, con algo que le brillaba en la mano derecha. Le palmeó la mejilla e hizo una seña a alguien parado atrás.

Como sueño era curioso porque estaba lleno de olores y él nunca soñaba olores. Primero un olor a pantano, ya que a la izquierda de la calzada empezaban las marismas, los tembladerales de donde no volvía nadie. Pero el olor cesó, y en cambio vino una fragancia compuesta y oscura como la noche en que se movía huyendo de los aztecas. Y todo era tan natural, tenía que huir de los aztecas que andaban a caza de hombre, y su única probabilidad era la de esconderse en lo más denso de la selva, cuidando de no apartarse de la estrecha calzada que sólo ellos, los motecas, conocían.Lo que más lo torturaba era el olor, como si aun en la absoluta aceptación del sueño algo se revelara contra eso que no era habitual, que hasta entonces no había participado del juego. "Huele a guerra", pensó, tocando instintivamente el puñal de piedra atravesado en su ceñidor de lana tejida. Un sonido inesperado lo hizo agacharse y quedar inmóvil, temblando. Tener miedo no era extraño, en sus sueños abundaba el miedo. Esperó, tapado por las ramas de un arbusto y la noche sin estrellas. Muy lejos, probablemente del otro lado del gran lago, debían estar ardiendo fuegos de vivac; un resplandor rojizo teñía esa parte del cielo. El sonido no se repitió. Había sido como una rama quebrada. Tal vez un animal que escapaba como él del olor a guerra. Se enderezó despacio, venteando. No se oía nada, pero el miedo seguía allí como el olor, ese incienso dulzón de la guerra florida. Había que seguir, llegar al corazón de la selva evitando las ciénagas. A tientas, agachándose a cada instante para tocar el suelo más duro de la calzada, dio algunos pasos. Hubiera querido echar a correr, pero los tembladerales palpitaban a su lado. En el sendero en tinieblas, buscó el rumbo. Entonces sintió una bocanada del olor que más temía, y saltó desesperado hacia adelante.-Se va a caer de la cama -dijo el enfermo de la cama de al lado-. No brinque tanto, amigazo.
Abrió los ojos y era de tarde, con el sol ya bajo en los ventanales de la larga sala. Mientras trataba de sonreír a su vecino, se despegó casi físicamente de la última visión de la pesadilla. El brazo, enyesado, colgaba de un aparato con pesas y poleas. Sintió sed, como si hubiera estado corriendo kilómetros, pero no querían darle mucha agua, apenas para mojarse los labios y hacer un buche. La fiebre lo iba ganando despacio y hubiera podido dormirse otra vez, pero saboreaba el placer de quedarse despierto, entornados los ojos, escuchando el diálogo de los otros enfermos, respondiendo de cuando en cuando a alguna pregunta. Vio llegar un carrito blanco que pusieron al lado de su cama, una enfermera rubia le frotó con alcohol la cara anterior del muslo, y le clavó una gruesa aguja conectada con un tubo que subía hasta un frasco lleno de líquido opalino. Un médico joven vino con un aparato de metal y cuero que le ajustó al brazo sano para verificar alguna cosa. Caía la noche, y la fiebre lo iba arrastrando blandamente a un estado donde las cosas tenían un relieve como de gemelos de teatro, eran reales y dulces y a la vez ligeramente repugnantes; como estar viendo una película aburrida y pensar que sin embargo en la calle es peor; y quedarse.Vino una taza de maravilloso caldo de oro oliendo a puerro, a apio, a perejil. Un trozito de pan, más precioso que todo un banquete, se fue desmigajando poco a poco. El brazo no le dolía nada y solamente en la ceja, donde lo habían suturado, chirriaba a veces una punzada caliente y rápida. Cuando los ventanales de enfrente viraron a manchas de un azul oscuro, pensó que no iba a ser difícil dormirse. Un poco incómodo, de espaldas, pero al pasarse la lengua por los labios resecos y calientes sintió el sabor del caldo, y suspiró de felicidad, abandonándose.Primero fue una confusión, un atraer hacia sí todas las sensaciones por un instante embotadas o confundidas. Comprendía que estaba corriendo en plena oscuridad, aunque arriba el cielo cruzado de copas de árboles era menos negro que el resto. "La calzada", pensó. "Me salí de la calzada." Sus pies se hundían en un colchón de hojas y barro, y ya no podía dar un paso sin que las ramas de los arbustos le azotaran el torso y las piernas. Jadeante, sabiéndose acorralado a pesar de la oscuridad y el silencio, se agachó para escuchar. Tal vez la calzada estaba cerca, con la primera luz del día iba a verla otra vez. Nada podía ayudarlo ahora a encontrarla. La mano que sin saberlo él aferraba el mango del puñal, subió como un escorpión de los pantanos hasta su cuello, donde colgaba el amuleto protector. Moviendo apenas los labios musitó la plegaria del maíz que trae las lunas felices, y la súplica a la Muy Alta, a la dispensadora de los bienes motecas. Pero sentía al mismo tiempo que los tobillos se le estaban hundiendo despacio en el barro, y la espera en la oscuridad del chaparral desconocido se le hacía insoportable. La guerra florida había empezado con la luna y llevaba ya tres días y tres noches. Si conseguía refugiarse en lo profundo de la selva, abandonando la calzada más allá de la región de las ciénagas, quizá los guerreros no le siguieran el rastro. Pensó en la cantidad de prisioneros que ya habrían hecho. Pero la cantidad no contaba, sino el tiempo sagrado. La caza continuaría hasta que los sacerdotes dieran la señal del regreso. Todo tenía su número y su fin, y él estaba dentro del tiempo sagrado, del otro lado de los cazadores.Oyó los gritos y se enderezó de un salto, puñal en mano. Como si el cielo se incendiara en el horizonte, vio antorchas moviéndose entre las ramas, muy cerca. El olor a guerra era insoportable, y cuando el primer enemigo le saltó al cuello casi sintió placer en hundirle la hoja de piedra en pleno pecho. Ya lo rodeaban las luces y los gritos alegres. Alcanzó a cortar el aire una o dos veces, y entonces una soga lo atrapó desde atrás.
-Es la fiebre -dijo el de la cama de al lado-. A mí me pasaba igual cuando me operé del duodeno. Tome agua y va a ver que duerme bien.
Al lado de la noche de donde volvía, la penumbra tibia de la sala le pareció deliciosa. Una lámpara violeta velaba en lo alto de la pared del fondo como un ojo protector. Se oía toser, respirar fuerte, a veces un diálogo en voz baja. Todo era grato y seguro, sin acoso, sin... Pero no quería seguir pensando en la pesadilla. Había tantas cosas en qué entretenerse. Se puso a mirar el yeso del brazo, las poleas que tan cómodamente se lo sostenían en el aire. Le habían puesto una botella de agua mineral en la mesa de noche. Bebió del gollete, golosamente. Distinguía ahora las formas de la sala, las treinta camas, los armarios con vitrinas. Ya no debía tener tanta fiebre, sentía fresca la cara. La ceja le dolía apenas, como un recuerdo. Se vio otra vez saliendo del hotel, sacando la moto. ¿Quién hubiera pensado que la cosa iba a acabar así? Trataba de fijar el momento del accidente, y le dio rabia advertir que había ahí como un hueco, un vacío que no alcanzaba a rellenar. Entre el choque y el momento en que lo habían levantado del suelo, un desmayo o lo que fuera no le dejaba ver nada. Y al mismo tiempo tenía la sensación de que ese hueco, esa nada, había durado una eternidad. No, ni siquiera tiempo, más bien como si en ese hueco él hubiera pasado a través de algo o recorrido distancias inmensas. El choque, el golpe brutal contra el pavimento. De todas maneras al salir del pozo negro había sentido casi un alivio mientras los hombres lo alzaban del suelo. Con el dolor del brazo roto, la sangre de la ceja partida, la contusión en la rodilla; con todo eso, un alivio al volver al día y sentirse sostenido y auxiliado. Y era raro. Le preguntaría alguna vez al médico de la oficina. Ahora volvía a ganarlo el sueño, a tirarlo despacio hacia abajo. La almohada era tan blanda, y en su garganta afiebrada la frescura del agua mineral. Quizá pudiera descansar de veras, sin las malditas pesadillas. La luz violeta de la lámpara en lo alto se iba apagando poco a poco.Como dormía de espaldas, no lo sorprendió la posición en que volvía a reconocerse, pero en cambio el olor a humedad, a piedra rezumante de filtraciones, le cerró la garganta y lo obligó a comprender. Inútil abrir los ojos y mirar en todas direcciones; lo envolvía una oscuridad absoluta. Quiso enderezarse y sintió las sogas en las muñecas y los tobillos. Estaba estaqueado en el piso, en un suelo de lajas helado y húmedo. El frío le ganaba la espalda desnuda, las piernas. Con el mentón buscó torpemente el contacto con su amuleto, y supo que se lo habían arrancado. Ahora estaba perdido, ninguna plegaria podía salvarlo del final. Lejanamente, como filtrándose entre las piedras del calabozo, oyó los atabales de la fiesta. Lo habían traído al teocalli, estaba en las mazmorras del templo a la espera de su turno.Oyó gritar, un grito ronco que rebotaba en las paredes. Otro grito, acabando en un quejido. Era él que gritaba en las tinieblas, gritaba porque estaba vivo, todo su cuerpo se defendía con el grito de lo que iba a venir, del final inevitable. Pensó en sus compañeros que llenarían otras mazmorras, y en los que ascendían ya los peldaños del sacrificio. Gritó de nuevo sofocadamente, casi no podía abrir la boca, tenía las mandíbulas agarrotadas y a la vez como si fueran de goma y se abrieran lentamente, con un esfuerzo interminable. El chirriar de los cerrojos lo sacudió como un látigo. Convulso, retorciéndose, luchó por zafarse de las cuerdas que se le hundían en la carne. Su brazo derecho, el más fuerte, tiraba hasta que el dolor se hizo intolerable y hubo que ceder. Vio abrirse la doble puerta, y el olor de las antorchas le llegó antes que la luz. Apenas ceñidos con el taparrabos de la ceremonia, los acólitos de los sacerdotes se le acercaron mirándolo con desprecio. Las luces se reflejaban en los torsos sudados, en el pelo negro lleno de plumas. Cedieron las sogas, y en su lugar lo aferraron manos calientes, duras como el bronce; se sintió alzado, siempre boca arriba, tironeado por los cuatro acólitos que lo llevaban por el pasadizo. Los portadores de antorchas iban adelante, alumbrando vagamente el corredor de paredes mojadas y techo tan bajo que los acólitos debían agachar la cabeza. Ahora lo llevaban, lo llevaban, era el final. Boca arriba, a un metro del techo de roca viva que por momentos se iluminaba con un reflejo de antorcha. Cuando en vez del techo nacieran las estrellas y se alzara ante él la escalinata incendiada de gritos y danzas, sería el fin. El pasadizo no acababa nunca, pero ya iba a acabar, de repente olería el aire libre lleno de estrellas, pero todavía no, andaban llevándolo sin fin en la penumbra roja, tironeándolo brutalmente, y él no quería, pero cómo impedirlo si le habían arrancado el amuleto que era su verdadero corazón, el centro de la vida.Salió de un brinco a la noche del hospital, al alto cielo raso dulce, a la sombra blanda que lo rodeaba. Pensó que debía haber gritado, pero sus vecinos dormían callados. En la mesa de noche, la botella de agua tenía algo de burbuja, de imagen traslúcida contra la sombra azulada de los ventanales. Jadeó buscando el alivio de los pulmones, el olvido de esas imágenes que seguían pegadas a sus párpados. Cada vez que cerraba los ojos las veía formarse instantáneamente, y se enderezaba aterrado pero gozando a la vez del saber que ahora estaba despierto, que la vigilia lo protegía, que pronto iba a amanecer, con el buen sueño profundo que se tiene a esa hora, sin imágenes, sin nada... Le costaba mantener los ojos abiertos, la modorra era más fuerte que él. Hizo un último esfuerzo, con la mano sana esbozó un gesto hacia la botella de agua; no llegó a tomarla, sus dedos se cerraron en un vacío otra vez negro, y el pasadizo seguía interminable, roca tras roca, con súbitas fulguraciones rojizas, y él boca arriba gimió apagadamente porque el techo iba a acabarse, subía, abriéndose como una boca de sombra, y los acólitos se enderezaban y de la altura una luna menguante le cayó en la cara donde los ojos no querían verla, desesperadamente se cerraban y abrían buscando pasar al otro lado, descubrir de nuevo el cielo raso protector de la sala. Y cada vez que se abrían era la noche y la luna mientras lo subían por la escalinata, ahora con la cabeza colgando hacia abajo, y en lo alto estaban las hogueras, las rojas columnas de rojo perfumado, y de golpe vio la piedra roja, brillante de sangre que chorreaba, y el vaivén de los pies del sacrificado, que arrastraban para tirarlo rodando por las escalinatas del norte. Con una última esperanza apretó los párpados, gimiendo por despertar. Durante un segundo creyó que lo lograría, porque estaba otra vez inmóvil en la cama, a salvo del balanceo cabeza abajo. Pero olía a muerte y cuando abrió los ojos vio la figura ensangrentada del sacrificador que venía hacia él con el cuchillo de piedra en la mano. Alcanzó a cerrar otra vez los párpados, aunque ahora sabía que no iba a despertarse, que estaba despierto, que el sueño maravilloso había sido el otro, absurdo como todos los sueños; un sueño en el que había andado por extrañas avenidas de una ciudad asombrosa, con luces verdes y rojas que ardían sin llama ni humo, con un enorme insecto de metal que zumbaba bajo sus piernas. En la mentira infinita de ese sueño también lo habían alzado del suelo, también alguien se le había acercado con un cuchillo en la mano, a él tendido boca arriba, a él boca arriba con los ojos cerrados entre las hogueras.

lunes, 25 de agosto de 2014

La uva Pinot Noir y alguna de sus leyendas.



Vinos como Romaneé Conti le han otorgado su selección para protagonizar su carácter.

Uva originaria de Borgoña y se asegura, el vino producto de esa región, es inigualable, sin embargo, se cultiva en varias regiones del mundo y cada tierra donde se cultiva, refleja personalidad diferente: "Cada tierra refleja su vino".

En el mundo del vino, se dice que no serás lo suficientemente culto, si no haz aprendido a disfrutar de un Pinot Noir. Por otra parte, una razón glamorosa es que es una de las cepas que integran la mezcla de la mayoría de los espumantes de la región de Champagne. Fue la uva utilizada por Dom Pérignon.

Con estas credenciales de entrada, el interés por indagarle es mayor, no obstante, la experiencia de degustarle, capitaliza. Es una uva elegante, que ha sido cultivada internacionalmente, aunque no se adapta fácilmente a otros suelos. Se ha cultivado en otros lados, a pesar de que requiere un clima frío y de buenas exposiciones al sol para mejores resultados.  Se cultiva primariamente en Francia, de donde es originaria y se asegura ser la mejor tierra de cultivo para ésta. Se ha adaptado en algunos países en los que ha desarrollado personalidad: Alemania, Chile, Estado Unidos, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Argentina y España, entre otros tantos.

La variedad Pinot Noir, encabeza toda una familia de este tipo de uvas: "Pinot Gris", "Pinot Blanc" o "Pinot Meunier". Es curioso que éste vino no solo se produce en tinto, cuando se le vinifica en blanco, se obtienen extraordinarios resultados. De ahí los espumosos: " El champagne".

Romaneé Conti, la altísima productora de vinos de culto, que disputa la parte más alta del curul en las marcas de vino en el mundo,  refiere con orgullo su linaje y tradición por utilizar esta uva.

"La sélection et la multiplication du Pinot Noir très fin hérité de l'ancienne Romanée-Conti, patrimoine génétique incomparable dont la finesse et la diversité conditionnent la pureté d'expression des vins produits."

"La selección y cultivo de Pinot Noir,  es una herencia de la antigua Romanée-Conti, patrimonio genético incomparable, por lo que la fineza y diversidad, condicionan la pureza de los vinos producidos"

Romaneé Conti, es el vino más caro del mundo de producción regular.




Leyendas:


Dom Perignon, un virtuoso hacedor de vino, responsable en gran parte de otorgarle a la región de Champagne el reconocimiento de vinos de lujo y celebrado mundialmente, por mejorar al grado de refinamiento supremo, el método de la Champenoise.


Dom Perignon, Abad de Hautvillers desde 1668, ciego y de talentoso paladar, podía distinguir probando una uva de que viñedo provenía. La abadía tenía unas doce hectareas de viñedos y además, recibía uvas del cobro del diezmo de Ay y Avenay. Por esos diezmos, se desataron conflictos entre los campesinos y el Abad. Gracias a éstas disputas se conoce que utilizaba la uva Pinot Noir. Por las disputas, las uvas que llegaban al Abad, no llegaban en buenas condiciones, pues al aplastar las uvas, los vinos se coloreaban y no eran perfectamente blancos. entonces, Dom Perignon decide modificar la organización de las vendimias para obtener un vino completamente blanco. Selecciona las mejores parcelas y perfecciona los metodos de trabajo sobre todo.

Genera las "Maniere de cultiver la vigne et de faire le vin de Champagne". "Maneras de cultivar la viña y hacer el vino de Champagne" que fueron publicadas en 1718, tres años después de su muerte.

En este manual, indica las normas para la fabricación del vino de la región de Champagne. Un auténtica revolución en la forma de vendimiar:


  1. No utilizar nada más que el Pinot Noir. 
  2. Podar abundantemente la viña.
  3. Recolectar, temprano por la mañana; vendimiar con las máximas precauciones para que las uvas permanezcan intactas, sujetándolas por el pedúnculo (el rabillo), procurando recogerlas lo más frío posible. 
  4. Rechazar uvas dañadas y siempre, seleccionar uvas pequeñas.
  5. Seleccionar la vendimia con una tabla de mimbre, a fin, de eliminar los racimos podridos y toda la materia no deseada.
  6. Extender telas húmedas sobre los racimos expuestos al sol para conservarlos frescos.
  7. Que la prensa esté cerca del viñedo. (para no estropear la uva)
  8. Bajo ningún motivo, permitir cualquier maceración que perjudique el sabor del mosto.
  9. Que la prensada sea eficaz y rápida.
  10. Los racimos deben ser prensados en forma rápida y suave; el mosto de cada prensada debe guardarse por separado.
  11. La primera prensada debe hacerse con los pies, para un vino delicado "el vin de goutte", las dos prensada siguientes, para un vino simplemente bueno, las demás, no harán buenos vinos.
El reconocimiento por sus vinos, le permitió vender casi al doble de precio que sus competidores.


La apelación de denominación de origen (Appelation d´Origine Controlée) fue establecida en 1937. 


La plantación de las primeras cepas en la colina de Coute de Beaune, se le atribuye a Carlo Magno (768-814). Una leyenda en virtud al monarca, asegura que las uvas blancas de ésta cepa, cuya virtud en limpieza de color,  permitía no dejar rastro del vino que bebía y se le derramaba en su hermosa barba blanca, a diferencia del tinto, que enturbiaba la guapura del emperador de Occidente.













miércoles, 4 de junio de 2014

Para un dia de calor ¨Ginebra¨ y para frío también...las 10 mejores Ginebras.



Vacaciones en la playa, el sol intenso dora tu piel, te llena de amarilla energía, pero a su vez, también te sofoca. Entonces, no hay nada como llegar al bar del hotel, a un camastro y relajarse.  Un refrescante Gin & Tonic...en ese tórrido panorama de deshidratación y cálida alegría, hará tu día. La delicia de un perfumado Gin y el exótico refrescante sabor del Tonic, en un par o hasta un trío de repeticiones, te refrescará y alegrará de lo lindo.




Otra opción es, sí estas en una urbe citadina, en un día de frío, arropado con las mejores telas que te puedan envolver, y -tal vez- en la dinámica actividad urbana, con un poco o mucho de stress, un martini seco, (dry martini) con su aceituna, la que podrás mordisquear y será mas delicioso aún, que tu pareja le mordisqueé. La aceituna en labios femeninos, es una fotografía visual que seguramente persistirá en tu mente...Pero te puedo decir que más delicioso es: el efecto del perfumado licor, el toque de vermouth seco y el sofisticado sabor de la aceituna.  Éstos, en conjunto al alto contenido de alcohol, producirán una magia sin igual, ¡pero cuidado!...más de dos, pueden fabricar un embrujo cha cha chá y no querrás perder el estilo, ni la elegancia.


¿Cuales serán las 10 mejores Ginebras?. 


Pues en base a encuestas, recopilación de sitios y la garganta de tres o cuatro aficionados al etílico espíritu, con gusto recomendaremos éstas 10 Ginebras.


Number 10 ...


Genevieve & Junipero Gin., Perfumadas con moras de Junípero y cítricos, una más refinada que otra. Junípero, es destilada y fabricada al más apegado estilo London Dry y de la original Ginebra Holandesa (Genevieve Gin ), cuya estricta recomendación es para tomar sola, ni en Martinis, o Gin and Tonic, para eso, está Junípero Gin.
Fabricadas por Anchor Distilling en San Francisco.






Número 9 ... 


Blue Ribbon , Algo diferente, pero,  un explosión de sabor; con tonos de cítricos, anís, flores frescas y especies, en conjunto, crean un rico sabor. Ginebra elaborada por Oposit wines and spirits, en Francia.






Número 8 


Citadelle  Pierre Ferrand persigue permanentemente la excelencia, la calidad y la innovación técnica, pero siempre con un gran respeto por rescatar y preservar las características de los grandes espirituosos de épocas pasadas. De producción limitada (unas 8000 botellas en todo el mundo) y destilada en 2008. Citadelle Reserva envejece durante 6 meses en 21 barricas de cognac del Grupo Pierre Ferrand.




Número 7

Pink 47  El Khavaraya, un legendario diamante rosa, ha estado ausente por más de 400 años. Algunos escépticos modernos dudan de que jamás existió ... ! Podemos decir que usted acaba de encontrarle! , El espíritu de la Khavaraya, vive  en Pink 47 London Gin seco. Destilada por  12 esencias botánicas, tiene el crujiente sabor seco de un verdadero London gin, pero con varias fascetas extra, que otorgan un  único y complejo sabor.  ¡47% de alcohol, es lo suficientemente fuerte, para  un martini perfecto!. Eso, es la razón por la que ha ganado estos premios: Silver Medal - International Spirits Challenge 2007; Medalla de Plata - los espíritus Internacional Challenge 2007 Commended ;- Bartenders Challenge 2007 Encomió ;- camareros Challenge 2007 UK Spirits Winner ;- Tesco Drinks Awards 2008 Reino Unido ganador de los espíritus -

Numero 6 


Tanqueray TEN,  El nombre de Tanqueray pesa en las Ginebras; de hecho, por su sabor ligeramente dulce, es rico para Martinis y Gin and Tonic;  T-10,  lo hace exquisito. Aromatizada con cítricos recién recolectados y frutas seleccionadas a mano: Lima, naranja, pomelo con los obligados toques de bayas de enebro y en éste espíritu el toque de camomila, imprime un delicioso sello a este refinado licor.






Número 5


Bombay Sapphire.  Elaborada con un refinado proceso de destilación que elimina las impurezas más pequeñas. Además, el exquisito sabor de esta London Dry Gin es inigualablemente agraciado por la infusión de vapor de10 exquisitos ingredientes botánicos: Raíces liquorice chinas, almendras españolas, cascara de limón español, moras de junípero, raíces de orris (que otorgan un sabor a violeta), angelica, coriander de marruecos, cassia obscura, moras de cubeb de java, granos del paraíso del oeste del África...Todos estos ingredientes, perfuman delicadamente este espíritu, ya que son adicionados amablemente en infusión de vapor.


Número 4   


No 3 London Dry Gin.  Sí, así se llama: Ginebra no 3, en obsequio a la puerta en ¨The Parlour¨, la estancia más emblemática del Londinense número 3 del St. James Street, que desde 1968 hospeda a Berry Bros & Rudd, el establecimiento de vinos y espíritus, más antiguo de Inglaterra.  Donde Lord Byron,William Pitt y Napoleón III, disfrutaron de apasionadas tertulias. Ésta ginebra Premiun, está destinada a llegar a lo más alto, ya que fue concebida por el maestro en ginebras, David Clutton, designado para lograr esta posión de sabores inimitable. Entre las esencias que se agregan para éste aromático sabor, están: raíz de angélica, piel de naranja, esencia de enebro, pomelo, exóticos toques orientales de cilantro y cardamomo.


Numero 3  

Hendrick´s .  Esta especial Ginebra Escocesa, goza de las aguas de Escocia, cuyas virtudes, brindan el especial y distintivo sabor al whisky escocés. Éstas refinadas aguas, un cuidadoso proceso de elaboración, y la adición de infusiones de esencias botánicas selectas, otorgan un característico sabor. Hecha en pequeños lotes para su preciso cuidado, y delicadamente agregados de: frutas, raíces, semillas y flores seleccionadas de todo el mundo, son adicionadas a este refinado espíritu; pero además, el toque particular de Hendrick´s : pétalos de rosa y pepino.


Número 2




G-Vine.   Es la primera ginebra elaborada de alcoholes neutros de uva y de la flor de la uva por igual. El vino obtenido de las uvas Ugni Blanc, que crecen en la región de Cognac Francia, es destilado cuatro veces. Se compone de ocho extrañas y frescas frutas botánicas, seleccionadas y escogidas como: raíces de jengibre, regaliz, cardamomo verde, corteza de cassia, cilantro, bayas de enebro, nuez moscada y bayas de cubeb.
Existe en 2 opciones: Nouaison y Floraison... la más premiada es Nouaison; pero Floraison es un sabor delicademente exótico y floral, que tienes que probar.




Número 1 


Plymouth.  London Gin. Elaborada por Plymouth Destillery en Plymouth Inglaterra... Es todo un estuche de tradición inglesa, probarla es como adherir a tu garganta un pedazo de Historia Inglesa. 
-Tal vez- su sabor y especias, no sean tan sofisticadas como otras, pero recuerden:  en lo simple esta la elegancia y ésta ginebra, goza de un sabor exquisito. Al sorberla... te hace recordar la ginebra que tomaban a mediados del siglo 1800 los marineros Ingleses en los muelles. Hecha con la suave agua de los páramos de Plymouth (Dartmoor water) y con 7 especias botánicas. Al probarle, brotan las notas de moras de junípero y cáscara de limón; así las demás hierbas y especias aparecen sin dominar, todas en perfecto equilibrio. Es una delicia para tu garganta.

viernes, 30 de mayo de 2014

Montserrat Gudiol, reflexión de la figura humana.




Artista que hace de la figura humana el centro absoluto de su reflexión, aparece en un primer momento influenciada por el trecento italiano con Giotto como referente en su exquisita linealidad, su manera de entender el color y su búsqueda de un espacio más espiritual que físico.


























Montserrat Gudiol i Corominas (Nace en Barcelona el 9 de Junio de 1933) es una pintora española, hija del historiador del arte y arquitecto Josep Gudiol i Ricart. 

Comienza sus estudios de arte de modo autodidacta. Se formó en el estudio de restauración de pintura medieval de su familia, y en 1950 se dedicó a la pintura sobre tabla y sobre papel. 

en 1951 trabaja unos meses en el taller del pintor Ramón Rogent. Es en la década de los cincuenta cuando completa su formación realizando viajes por Inglaterra, Francia, Suiza e Italia. 

Su obra muestra un gusto por la fantasía, en donde el color y las figuras se funden en un mundo de misterio, dominado por personajes deshilachados, ciegos, y con escenas de maternidad, influida por los temas del surrealismo y las formas de Pablo Picasso en sus épocas azul y rosa. Su pintura muestra interioridad y tristeza. 

1962 es el momento en el que empieza a profesionalizarse en la pintura y momento en el que establece definitivamente algunos rasgos que van a ser característico de toda su obra -para J.E.Cirlot-, estos rasgos son, las cabelleras despeinadas de los personajes, las manos de gran elegancia y dedos largos y los ojos que casi siempre muestran un rechazo de lo que ven. 

En 1966 realiza sus primeros grabados al aguafuerte y en 1972 sus primeras litografías y ha realizado exposiciones en Barcelona, Ripoll, Málaga, Sevilla, Bilbao, Suráfrica, Estados Unidos, la antigua Unión Soviética y Canadá. Ha sido primer premio internacional de dibujo Fundación Ynglada Guillot, de Barcelona. Tiene obra en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), en Madrid, Bilbao, Johannesburgo, Flint, Montreal, etc. 

En 1980 realizó un monumental San Benito para la abadía de Montserrat y en 1981 fue la primera mujer que ingresó en la Real Academia Catalana de Bellas Artes de San Jordi. 

En 1998 recibió la Cruz de San Jorge que otorga la Generalidad de Cataluña.





 Sitio de la artista  http://montserratgudiol.com/






jueves, 29 de mayo de 2014

¿Qué es Amber Lounge?



Amber Lounge es un exclusivo club, que ofrece eventos glamorosos alrededor de la fórmula uno. Mónaco es el más significativo y se permea de celebridades, pilotos, sublime burguesía y aristocracia.

Creado en 2003 y sus eventos alrededor de la moda (Amber Lounge Fashion) han acaparado los estelares en el Gran Premio de Mónaco. El primer evento apareció en 2006. En 2013 presentó un catwalk bajo el manto de diseñadores internacionales, mostrando sus creaciones, Top Models e it-girls del momento, sin embargo, lo que fue estelar, no fueron las bellas modelos, sino los jóvenes pilotos fórmula uno portando trajes y ropa de diseñadores de alta costura. La dinámica fue divertida, se subastaba a los pilotos, no a su persona, solamente un símbolo, donde los ricos y famosos, competían a diestra y siniestra extendiendo cheques con fines filantrópicos. La burguesía se divierte, el show captura las luces de las cámaras y un destino humanitario es beneficiado.

Amber Lounge es "el evento" que de alguna manera sintetiza el glamour en la fórmula uno. Centro Nocturno, hospitalidad en yates, eventos, cenas de gala y paquetes fórmula uno, son parte del manto de eventos cubierto por este glamoroso concepto.

¿Recuerdan a Eddie Irvine?... Eddie fue piloto de fórmula 1 y compañero de Schumacher en Ferrari, lo substituyó Barrichello. Tuvo buenas actuaciones, sin embargo, su carisma con las mujeres, sobre todo top models, le llevó a la fama. Eddie Irvine es habilidoso para hacer dinero y el glamour es parte de su charm.

Sonia Irvine, su hermana, es la creadora del concepto, cuyas habilidades anfitrionas para celebridades y aristócratas, por su discreción, refinamiento, pero sobre todo por formar un ambiente chic y selecto, han ganado su confianza y preferencia.

Amber Lounge site http://www.amber-lounge.com/

viernes, 23 de mayo de 2014

Viktor Sheleg, la chic sensualidad femenina.





Su pintura cautiva desde primera vista. Es sensual, atractiva y muy llamativa, pero tiene algo más. Parece capturar los pensamientos y la interior belleza sensual  de sus modelos.

Sus lienzos parecen hablar, sus modelos parecen comunicarte algo con la mirada. Realmente es sorprendente. Su pintura no conoce limites, es inclusive y libre. Utiliza collage, pintura derramada y diluida, colores básicos encendidos, en fin, todo lo que al pintor sirva para expresarse, utilizando el color negro como eje para contrastar con colores básicos, pero siempre, con la constante de una atmósfera chic, refinada y de un femenino erotismo.

Viktor Sheleg nació en 1962 en Lomonosov, cerca de Leningrado, en Rusia.
Su familia emigró a Latvia cuando tenía tres años. Viktor pinta desde su primera infancia, pero de manera constante desde los doce años. Autodidacta e inspirado en su perspectiva personal. Sheleg ha desarrollado un estilo propio y estético. Su juventud se desarrolló en una población aislada del resto del mundo y conocida por su clima de conformismo, eso acentúa su autenticidad. Le ha hecho ganar una sólida reputación como artista independiente. El pintor dice que su trabajo es inspirado por el caos y que su pintura es guiada por las emociones y energía. Me gustaría saber que define como caos, que circunstancias, su perspectiva sería muy interesante.






Sus pinturas tienen la cualidad de tener personalidad, cada una de ellas, y eso te hace no cansarte de ver una tras otra.



Utiliza collage, pintura derramada y diluida, colores básicos encendidos, todo lo que al pintor sirva para expresarse, utilizando el color negro como eje para contrastar con colores básicos, pero siempre, con la constante de una atmósfera chic, refinada y de un femenino erótico sublime.























Aqui el slide-foto de sus pinturas.





Una de sus pinturas retrata un tenista justo en un momento de acción: su gesto y mirada, reflejan la concentración de ese momento, es asombrosa.






Sitio del artista http://www.sheleg-gallery.com

miércoles, 21 de mayo de 2014

El gran premio de Mónaco.




Es la epítome del Glamour en la Fórmula Uno... El gran premio, donde todo el mundo que es célebre, se da cita; donde la más exquisita elite y aristocracia actual, disfrutan de su condición, coincidiendo siempre con el festival de cine en Cannes, a muy corto espacio de Mónaco.

Digamos que de día, se puede disfrutar la fórmula uno y de noche, las fiestas del festival de Cannes, ambas, en las azules costas de la Riviera Francesa.

Paraíso casi irreal de costosisimos yates, autos exóticos, y opulencia como nunca les verás juntas, en todas las esquinas y rincones del principado: modelos, artistas, celebridades, bellezas y muchos recursos, en ésta... la mejor fiesta de la Fórmula Uno.


Eventos especiales por doquier celebran el monegasco paraíso, abren su mejor champagne para derramarle en un fin de semana de glamorosa celebración: Yates, balcones, hoteles, centros nocturnos, salones especiales y el mismo palacio de Mónaco son los recintos principales para albergar a la aristocracia y burguesía deseosos de fiesta.

Amber Lounge Monaco




Apenas te asomas por lo alto del principado, ya sea en carretera o tren y el concierto de motores de altas prestaciones te impregna de fórmula uno. Bajas por la ladera hacia el mar, hacia la pista y la muchedumbre como un río de multitudinarios puntitos salpican de colores todas las bifurcaciones de las calles hasta llegar a los accesos al circuito. En el camino, ferraris, maseratis, rolls royce, lamborghinis, aston martins, en fin, la gama más exótica de autos, ocupan los costados de las aceras.  Las brasseries, bares y restaurantes con sillas en su exterior, son demandadas por gente enmarcada en lujosas gafas solares, sombreros de diseñador y vestimenta chic.


El circuito como todos saben, es un circuito callejero, el cual, en días normales es la vía común para los moradores Monegascos, sin embargo las calles deben vivir con adaptaciones permanentes para el circuito: Ranuras y agujeros permanentes para los muros de contención insertadas en el pavimento; Los pianitos de las banquetas, quedarán decorados con los caramelescos rojo y blanco, por el resto del año y algunos detalles publicitarios, moderadamente.


La idea del circuito fue consolidada por Anthony Noghes en 1920,  quien heredó la presidencia del automobile club de Mónaco de su padre hasta 1940, sin embargo en los 20`s Anthony decidió organizar una carrera para atraer turistas a Montecarlo durante el invierno. ( El hermano de Anthony fue esposo de Antonieta de Mónaco, hermana de Rainiero III ). Así nació el rally de Montecarlo y la primera carrera se realizó en 1929. El proyecto de Anthony, fue evolucionando a establecerse  como circuito, poco a poco, hasta que en 1950 formó parte de la fórmula uno, ganando éste GP, Juan Manuel Fangio en un Alfa-Romeo. 

Actualmente es el circuito que más turismo atrae, la carrera más vista por tv y sin duda alguna, el fin de semana más fórmula uno; Icono del glamour, siempre asociado a la categoría reina del automovilismo.

El circuito ésta insertado en las calles, en lo cotidiano y común. Unos días antes del GP, todo comienza a instalarse, de hecho, todo se instala muy rápido y la circulación no se obstruye hasta un día antes de los primeros entrenamientos. La pista es demandante para la concentración del piloto, peligrosa y muy difícil de adelantar. Es una pista donde la genialidad ha brillado y más en mojado, como en el año 1984, donde también fue obscurecida por la incomprensión e imposición. La carrera comenzó con los habituales Prost, Arnoux, Nigel Mansell, Niki Lauda y Keke Rosberg en las primeras posiciones, comenzó a llover y dos jovenes talentos con la equalización del agua, con autos de menor tecnología, pero con enorme destreza en sus manos,  equilibraron el desempeño gracias al aquifero elemento, así brillaron y a su vez, fueron despojados de la gloria. Ayrton Senna en un desvalido Toleman y Stefan Bellof en un entonces modesto Tyrell, hacían la hombrada de adelantar a todos, con escepción de Alain Prost, en ese entonces, protegido cínicamente por el director de la FISA(después FIA), Jean Marie Ballestre, que cuando vio atentada la primera posición de su protegé Prost, encomendó a  Jackie Icxx, tibio comisario de pista,  cancelar la carrera, de por sí de naturaleza insegura, obviamente a petición de Prost.

Senna pensaba había ganado y Bellof celebraba podio.  Senna fue informado de la circunstancia, que no había ganado y el auto de Bellof, descalificado por alguna ridícula inconsistencia. Ambos talentosísismos y de final fatal, arrebatados de gloria en esa edición del GP de Mónaco y de su vida, por accidentes en lo que más amaban.

Los incipientes talentos de Senna y Bellof en Monaco 84


El circuito, contenido por rieles no permite errores, pues al mínimo descuido, los rieles destrozan el auto. El último accidente peligroso y que puso los pelos de punta, fue el de Checo Pérez en su Sauber, en 2011, que se impactó en el mismo lugar  y con la misma furia que Karl Wendlingler en 1994 y Jenson Button en 2003,(saliendo del puente en la Nouvelle Chicane) todos estos accidentes, pudieron ser fatales, a no ser por la tecnología en seguridad en los autos y los colchones de pista.


Accidente Checo Pérez 2011
También para muchos pilotos, es de sus favoritos, --tal vez-- por esa especial competitividad y reto por lo peligroso, contenido en el ADN de la mayoría de ellos.

La pista callejera es de 3,340 metros, con 68 vueltas recorren 260.520 km.

El récord de pista está en manos de Michael Schumacher en 2004, con 1.14,439


Puntos interesantes de pista:


  • La salida (punto 13) , es un pandemonium
  • La primera curva, Saint Devote, (punto 01), a frenar con todo después de la recta de arranque y de los pocos puntos donde se puede pasar.
  • La curva Lowes en el gran Hotel , se toma en primera a solo 45 km/hora (punto 6)
  • Portier (punto 08) lento y en bajada casi al entrar al tunel, es una curva dificil que ha cobrado a varios. 
  • El túnel y la salida de él, casi a ciegas deslumbrándoles la luz del sol bruscamente. (punto 09)
  • La Nouvel Chicane (punto 10), donde se accidentaron Button, Wendlinger y Pérez, en gran parte a consecuencia de la brusqueda exposición a la luz a la salida del túnel.
  • Después de ésta chicane, la recta que llega hasta tabac, en dicha recta alcanzan 225 km/hora
  • Chirone y Piscine (puntos 14 y 15) en piscine bajan de 180 a 80 km/hora
En éste link explican a detalle las curvas de Mónaco. http://www.arpem.com/competicion/formula_uno/circuitos/monaco/vuelta/montecarlo.html





ARTICULOS RELACIONADOS

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Design Blog, Make Online Money